Tarde de compras

Caminar por la ciudad bajo un sol de 40 grados y sandalias de tacón agoto mis reservas de buen humor y cambió de color la parte superior de los dedos de mis pies. Los planes originales incluían comer sushi, la compra de un libro e ir al cine y todo en el mismo sitio, al menos eso pensaba yo; ya que previamente había llamado a la librería para asegurarme de la existencia del libro. Veo el reloj y tengo tiempo para comprar el libro, comer sushi e ir al cine, regresar a casa bañarme y salir. Pero no tienen el libro, la computadora dice que sí pero el stand vacío dice que no, no importa, me dirigio al área de comida rápida de la plaza, me encuentro haciendo fila y leyendo el menú una y otra vez, tengo mucha hambre y justo cuando estoy con la cajera explicando mi orden ¡pazz! una cucaracha corre por la barra que se encuentra detras de la dependienta, mi cara debio de haber sido muy explicita por que la chica me pregunto si algo me pasaba- Sí, olvide ir primero al cajero, ahora regreso – fué lo único que atine a decirle. No hay problema, puedo ir a Galerías. No entiendo como tanta gente puede cruzar por ese paso a nivel y no haber muerto, esta incompleta la señalización para peatones, sigues las líneas amarillas y las flechas y casi te quedas parado a mitad de carril por que desaparecen; eso sin contar con atravesar la línea del ferrocarril que se encuentra en un montículo de grava. Mr. Sushi cerró, al igual que librerías Castillo (Gracias por la economía Fox), así que nada de comer, Liverpool tiene descuento en los libros pero no encuentro lo que busco; me dirigo a Sanborns a buscar el libro y uno de los empleados recuerda haberlo visto así que empezamos a buscarlo encontre varios libros de titulo prometedor pero no el que deseo, veo el reloj, perdí la función de cine. Esta bién tengo hambre así que me dirigo al centro a comer sushi, otro restaurante cerrado y uno más donde no tienen algas para prepararlo ????. Tal vez tenga mejor suerte con el libro; asi que voy a Gandhi, Cosmos, Cristal, Iztaccihuatl, Vips, Sanborns, nada , voy a tomar el camión y veo Porrua, bueno,¿ por que no?SIIIIII – contesta el dependiente cuando pregunto sin mucho ganas si tienen el libro¿ Lo tienen ? – estoy incredula, creo que sufro de insolación. Con el libro en la mano, para leerlo mientras voy en el camión me dirigo a Wal Mart a comprar sushi; no hay y la encargada de prepararlo se encuentra en su tiempo de comida (sí, y yo muero de hambre ) termino comprando lo necesario para hacerlo, pero no hoy, que estoy bastante asoleada. El sushi que no comí: Philadelphia. La película que no ví del ciclo francés: Inocencia. El libro que compre y que ya estoy leyendo : LAS BRUJAS NO SE QUEJAN, de Jean Shinoda. La noticia increible: en NEONIGHTMARE mencionan el blog, no sé como lo encontrarón, por que yo, por mas que me busco no me encuentro.

Entrada al azar

Anuncios

4 Comments

  1. Que yo sepa nunca se ha regitrado en la Cd. de México temperatura mayor a los 33°C.

    De cualquier forma el esfuerzo es admirable, aun cuando a mi me encanta ver chica con sanalias de tacón caminando por la gran ciudad.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s