Minientrada

8 de Julio del 2003

 Si me fuese permitido sentir la muerte, acariciando cada segundo su aliento.

Si pudiera sentir el correr de mi vida, y la compañia de la muerte.

Quisiera poder percibir como la vida abandona cada parte de mi cuerpo, apoderandose el frío de mi ser.

Desearía perderme en mi dolor y aprender a sufrirlo y gozarlo.

…Las respuestas se han ido, y las preguntas ya no interesan, solo el vacío ha quedado, envolviendo y consumiendo los sueños: la desesperanza se apodera de mi alma, haciendo añicos con sus garras mis últimos deseos de salir de mí. 

 Firma1

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s