De resfriados y gripas

Si la semana pasada fué especial por haber sido un periodo de encuentros y desencuentros, esta semana lo es por que estoy resfriada, hace dos meses tuve gripa, pero antes de eso tenía casi dos años sin enfermar y no me agrada que me sucediera tan pronto, sobre todo esta semana en la que se esta llevando a cabo el Symposium Internacional de Conservación del Patrimonio Monumental. (o algo así) ya había planeado ir, pero así ni hablar, la semana pasada asistí al Segundo encuentro Regional para el Estudio del Patrimonio Cultural (ya hablaré un poco después de el )en el mismo auditorio y estar sentada 6 u 8 horas en una silla muy pero muy incomoda no fué nada agradable, y con gripa pués  imagino que menos.

En estos casos todo mundo tiene su receta secreta para eliminar la gripa en un par de horas y continuar con su vida normal; sobre todo cuando se es cliente recurrente de gripas, resfriados, sinusitis y año tras año el médico te receta lo mismo, pues acabas por comprarlo al primer síntoma. Yo hacia eso; hace varios años tenía 3 o 4 gripas al año y como siempre me recetaban lo mismo llegue a conocer la rutina de los medicamentos. Precisamente, fué en un puente del 20 de Noviembre. Días antes, el miércoles en la tarde cuando estaba en la escuela sentí la tán conocida molestia en la garganta, así que antes de llegar a la casa pase por la farmacia y me surti de cafiaspirinas, ampicilina de 500 mg en tabletas e inyectable y vitamina C. El jueves por la mañana comencé con los medicamentos, después del desayuno, empaque mi maleta (iba al DF ) y seleccione mi ropa (importante en este caso) Ese día estaba un poco apretado de actividades: Primero a la Universidad, luego al Museo de Monterrey, de nuevo la Universidad, entrevista para practicas profesionales, inauguración de exposición en el Museo de Monterrey y viaje al DF. Durante las clases entregue trabajos por adelantado, ya que yo no iba a asistir a clases hasta el martes. Llevaba conmigo las pastillas para no perder la hora de tomarlas. De ahí fuí a una entrevista para realizar practicas profesionales en un corporativo, fuí la última en ser entrevistada, eran las 6:00 pm, con las otras estudiantes se tardaba alrededor de 15 minutos así que según mis cuentas mi horario iba bién, pero yo me sentía cada vez peor, la gripa en lugar de retroceder avanzaba; al lado de donde me encontraba sentada se encontraba un dispensador de agua, no lo pensé dos veces y me tomé dos cafiaspirinas. El arquitecto que me entrevisto era muy amable y estuvimos platicando hasta cerca de las 7:30 pm. Al salir tome el camión para ir al museo, me acomode en el asiento y gire la vista hacia la ventana, hacia un poco de aire fresco era una noche agradable y buscaba ver la luna; pero en su lugar vi elefantes rosas con motas moradas flotando por las ventanas. En ese momento no me quedo más que aceptar que lo mal que me sentía era en parte por la gripa y en parte por la revoltura de medicamentos que había hecho. Me bajé del camión, tome un taxi y estuve en cama hasta el lunes; solo tomé muchos liquidos. De la entrevista ni hablar, no recordaba casi nada, si no es que nada de lo que paso. Esa fué la última vez que tome algún medicamento para la gripa. No estoy encontra de las alucinaciones, pero no me gustan los elefantes rosas con bolas moradas , ademas de que de ordinario me gusta recordar lo que hago. Ciao

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s