Mi Sábado

El sábado fue un día agradable, y supongo que mucho tuvo ver que todo el día, bueno casi todo el día me tope con gente sumamente amable y atenta. De hecho cuando venía de regreso del Puente del Papa pude observar como un señor fue a comprar un bote de agua y se lo entrego a una señora (una María) que se encontraba sentada  pidiendo limosna; el día había estado algo caluroso. El único momento que no fue así fue al mediodía, cuando salí de la Liverpulga, al parecer un tipo se asusto cuando vio llegar al ejercito y salió en reversa en su coche a toda velocidad sin reparar en las personas que estábamos cruzando la calle en ese momento. Mas obvio no pudo ser el tipo.

Entrada al azar

Anuncios

One Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s