Hombres ó Príncipe Azul

Después del Post de la camiseta, seguí pensando en el mito del Príncipe Azul que tanto fascina  a algunas mujeres sin importar  la edad que tengan,  ellas están tan  convencidas de que  :

  • …el príncipe azul las va a rescatar de su monótona existencia. Y con un  hombre solo pueden compartir tu vida.
  • …el  príncipe azul les va a resolver  todos sus problemas..Mientras que un  hombre tiene que resolver los suyos.
  • …el príncipe azul no necesita nada..Y en cambio  los hombres necesitan muchas cosas.
  • …el  príncipe azul es guapo y millonario. Mientras que la mayoría de  los hombres engordan y trabajan.
  • …el  príncipe azul las va a  tratar como  una reina..Y un hombre solo las puede tratar como una mujer.

Y olvidan que los príncipes azules no existen.

Y que no a todos los hombres les gusta que los encasillen en ese  rol, tal y como lo demuestra el siguientes post :

Ser el príncipe azul es de la merititita chingada.

“  Esto de andar con armadura brillante todo el día, de andar a caballo rescatando princesitas mamonas que ni las gracias dan o de salir a pelear con Dragones que sin deberla ni temerla se someten a la tortuosa situación de dejar sus tesoros porque a un hijo de la chingada se le ocurrió la grandiosa idea de que era un buen día para conquistar un reino.
Pero eso no es todo, ahí tienes a los cabroncetes que se creen que pueden llegar a algo y comienzan a hacer la competencia, tienes que agarrar la espada, abrillantar el casco e irles a partir su reverenda madre, ¿Y todo para qué? Para un pañuelo que no sirve de nada, o para que la cabrona vaya y te ponga el cuerno con el pendejo del herrero, porque ah sí, él estaba en el momento preciso, cuando tú fuiste a conseguirle un collarcito de rubíes a la pendeja en turno.
¿Qué gana uno con ser un príncipe azul? Si cuando la devuelves al reino, la vieja loca te agradece por rescatarla te da un beso en la mejilla y se va corriendo a los brazos del cabrón que no se digno a salir de su escondite porque le temía al dragón y eso de pelear con pedos ajenos nunca ha sido lo suyo, porque la neta le da una weba, y sabe precisamente que el estúpido con espada la estado buscando y al final la va a sacar a flote.
Por eso, hoy dejo la espada, el caballo, y me convierto en el pendejo que ni va a ir a matar a la bruja, ni le va a importar si te comiste la manzana y te quedaste dormida o si te quedaste sin voz y no puedes decir que me amas, por eso hoy me olvido de los cuentos felices, de los cuentos para niños, porque ya estoy cansado de hacer de todo y que lo único que me he ganado sea otro dolor de cabeza.”
Al carajo con las princesitas.
Atentamente
Ex príncipe azul de cuento
.

La entrada  es del Blog de Alejandro Barcena. Y no deja lugar a dudas de lo que piensa sobre ser etiquetado como “Príncipe azul”. De hecho los comentarios dejados por sus lectores van por el mismo rumbo, como:

Sapos Unidos por un México sin Príncipes Azules…
Por que los príncipes son un cuento… por que no existen los príncipes… por que los sapos somos de verdad… con verrugas y todo nos deben de querer… por que a los sapos no nos gusta trabajar de príncipes…
Por los que ya no quieren ser príncipes azules!!

Sin embargo es tan obvio el hecho de que la etiqueta “príncipe azul”  es un fuerte imán para la mayoría de las féminas, que cuando hice  una búsqueda en google con la frase “príncipe azul busca” recibí 5200 resultados.

principe

Yo no me acercaría a ningún hombre que usara en su perfil la palabra príncipe.

Entrada al azar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s