Al cine

Ayer fui al cine a ver la película “Mi Villano Favorito” , sí, ya se que es para niñ@s, pero a mi me encanta todo lo que tenga que ver con animación. Por cierto que en esa función solo había dos niños, y el resto de los asistentes éramos adultos.

Desde inicio de semana tenía ganas de ir, pero no quería hacerlo al Cinepolis; por malas experiencias en el que esta en Galerías Monterrey:  no falta que no se vean los subtítulos, que no este enfocada bien la imagen o en el peor de los casos que se vaya la misma y nadie se ocupe de arreglarla. Total que por el horario termine asistiendo a Interplaza y bueno, no estuvo mal.

Me gusto la peli, sólo que me pareció muy corta.

Punto y Aparte. El Festival de Cine este año va a tener como sedes el Cinepolis de Galerías y el de Garza Sada. El año pasado estaban en unos cines de Cumbres, sobre Paseo de los Leones y era incomodísimo llegar.

Entrada al azar

Anuncios

Nunca podría ser tuya

Mi primera opinión cuando vi la avalancha de anuncios de esta película en la tv es que era mala, y por eso la necesidad de comercializarla.  Luego vi en el periódico el norte que tenía 3 estrellas (3 de 4)  estaba clasificada como buena; y como estaba aburrida decidí ir a verla. ¡Oh fatal error! 20 minutos después de empezada la pelí me preguntaba por que no había confiado en mi primer impresión. No es una película romántica y tampoco es una comedia, es un fastidioso intento de comedia-romántica.  Aunque supongo que si lleva tantas semanas en cartelera es que hay mucha gente a la que le gustó.

Le Diner De Cons – Un Tonto A Domicilio

Le Diner De Cons

Un Tonto A Domicilio

Francis Veber

Cada miercoles varios amigos se reunen a cenar, pero no es una reunión común y corriente; para asistir hay un condición, llevar un invitado, pero no cualquier invitado, si no uno idiota, y mientras más idiota mejor. Del tal suerte, que la noche del miercoles, Brochant un rico editor, cree haber encontrado en Pignon, un pobre trabajador de hacienda que tiene como pasatiempo hacer miniaturas con cerillos al mayor idiota del mundo. El encuentro de estos dos incia una cadena de acontecimientos que a lo largo de los 90 minutos que dura la película mantiene al espectador con una sonrisa en los labios….Es una comedia francesa bastante ligera, con pocos enrededos que no llega a fastidiar…Y cuidado con llegar a pensar que Brochant es un idiota, si recordamos el inicio de la película : él pensó lo mismo de Pignon y hay que ver como acabó.